28

Suelo preguntarme cuánto tiempo tardaría alguien en preguntarse por mí o empezar a buscarme si desapareciera, especialmente si pasara un fin de semana.

Aunque le tengo terror a mi muerte, fantaseo mucho con el impacto que tendría en los otros. Me encantaría poder presenciar mi propio funeral ¿Quiénes me llorarían?

Hoy hace un año me asaltaron yendo a terapia. Me golpearon un poco, pero no pasó nada, pude analizarme igual e ir a la Marcha.

Mi analista ya me dijo que no es necesario estar mal para que la gente me quiera. Pocas veces me sentí más querido como esa noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *