Junto con la ira, la frustración es una de las emociones humanas más comunes

A menudo me dan ganas de googlear “¿Cómo lidiar con la frustración?”, para ver si algún artículo de revista “de minita” o el blog de algún gurú del mundo de la autoayuda me pueden guiar un poco.


Los domingos al atardecer es cuando más ganas tengo. El recuento de fracasos empieza de forma automática y no hay forma de apagarlo.

Noté con el tiempo que es en esa franja horaria, la que se traslada conforme las estaciones, cuando todas las fantasías se caen.

Hablando de fantasías, lo último que me hizo sentir mal fue que alguien que me gusta no me respondió una historia de Instagram. ¡Cuánta fragilidad!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *