no choir

Me pregunto si esas olas de soledad y tristeza que vienen cada tantas noches tienen causa. Aunque no suene a mí, a veces no duermo de tanto pensar en eso. Supongo que después tengo que recuperar el tiempo que perdí estando despierto.

¿Existe algún motivo o simplemente son? ¿Vienen de afuera, un ataque externo, o las elijo, devorándome desde adentro? Fuego amigo.

Hoy volví a pensar en lo diminuto que soy y en que no existe ningún tipo de esquema más grande que uno que ordene las cosas. Le tengo terror a seguir creciendo, porque siento que con cada año estoy más lejos de encontrar eso que se supone que tiene que guiarte. Como la Guía para la vida de Bart, en la que las páginas decían esconder el secreto de la vida, pero no había nada, simplemente te hacía recorrerlo entero en su búsqueda.

En verdad, debería existir un manual que te enseñe cómo convivir con eso. Que te ayude a amigarte con la idea de que todo se reduce a una sucesión de mediocridades con pizcas de distracción.