Frontal

Usar la honestidad como excusa para ser cruel, desde el “yo te avisé” al “es que soy muy tana, muy frontal”.

No, no sólo para ser cruel – para hacer lo que quieran. La excusa perfecta.

Es que si supuestamente te lo dijeron, te jodés. Es culpa tuya por querer atravesar algo así.

Volviendo a la crueldad – no es elegir la mentira o la ignorancia, aunque a veces es cierto eso de que la ignorancia es dicha. Yo nunca la preferí, sigo pensando que es mejor saber y que duela a vivir engañado.

Pero la cuestión está en las formas, ¿no? ¿Con qué necesidad la saña? Si uno se puede hacer entender tan bien sin tener que clavar el cuchillo hasta el fondo.

Puede sonar a moralina, pero algún tipo de brújula tiene que existir. Es que todo sería mejor con un poco más de amabilidad.

¿No?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *